Técnicas

Ecocardiografía transesofágica 3D

La ecocardiografía transesofágica es una técnica de imagen avanzada que puede completar un estudio de ecocardiografía doppler color en los casos que se precise. Se trata de visualizar el corazón desde el esófago ya que éste se encuentra muy próximo al corazón. La indicación fundamental suele ser estratificar el alcance de las enfermedades valvulares e identificar la causa de las mismas para poder incluso determinar cual es la mejor estrategia terapeútica. La imagen 3D en tiempo real aporta información muy valiosa en estos estudios.

Es una técnica rutinaria para profesionales expertos y de muy bajo riesgo, pero es semi-invasiva ya que necesita de la introducción de una sonda ecográfica en el esófago. Para minimizar las molestías al paciente se realiza sedación con control medico. Duración global aproximada de 45-60 minutos.

Ecocardiografía de estrés

La ecocardiografía de estrés es una técnica de imagen cardíaca avanzada pero que se puede realizar en una consulta de cardiología y aporta información de alta calidad. Consiste en comparar (mediante una ecocardiografía) la función cardíaca en reposo y en el pico máximo de un estrés, que generalmente consiste en caminar sobre una cita rodante. Permite un diagnóstico mucho más preciso y avanzado tanto de una posible enfermedad coronaria como del alcance de una valvulopatía cardíaca.

Duración estimada de la prueba unos 45 minutos.

Ecocardiografía doppler color 2D/3D

La ecocardiografía doppler-color permite el estudio mediante ultrasonidos de las cámaras y válvulas cardíacas. El avance tecnológico ha permitido que con una gran calidad de imagen, que puede ser incluso 3D, se puedan visualizar las válvulas cardíacas y su funcionamiento además de diagnosticar anomalías en la contractilidad del corazón.

Es importante reseñar que es una técnica inocua (no ionizante), se puede repetir las veces que sea necesario y su duración promedio estimada es de unos 20 minutos.

Holter de tensión arterial o mapa

Las cifras de tensión arterial (TA) tienen un patrón circadiano (varían según la hora del día) y es posible que un hipertenso no sabe que lo es si se toma la TA en un único momento. Además un hipertenso puede tomar tratamiento y persistir con cifras no controladas (se estima que ocurre hasta en el 50% de los casos), por ello el MAPA permite tanto diagnosticar hipertensión arterial como conocer si se encuentra óptimamente tratada.

Es inocua para el paciente, que únicamente portará una grabadora durante 24 horas y que le permitirá hacer su vida diaria habitual durante el registro.

TC de arterias coronarias

La tecnología en imagen cardíaca ha avanzado de manera espectacular en los últimos 15 años y el estudio diagnóstico de enfermedad coronaria o angina de pecho ya no sólo es posible con ergometría convencional y por ello la elección de la prueba debe ser personalizada en cada caso. La ecocardiografía de estrés y el TC (scaner) de arterias coronarias son técnicas de imagen avanzada pero rutinarias en la cardiología moderna para este propósito.

En el TC se estudia mediante la inyección de un contraste iodado las posibles alteraciones anatómicas de las arterias coronarias. Es una técnica ionizante, pero cada vez menos por el avance tecnológico, que aporta mucha información en los casos seleccionados y con duración estimada de 20 minutos.

Electrocardiografía

El electrocardiograma, desarrollado ya por William Einthoven en 1911, es una prueba básica en cardiología y se puede realizar en menos de 5 minutos. Permite registrar la actividad eléctrica del corazón que se produce en cada ciclo cardíaco la cual se transcribe a papel. Es fundamental para el diagnóstico de arritmias cardíacas pero también puede dar información de otras posibles anomalías cardíacas (enfermedad coronaria, hipertrofia de cavidades…).

Hoy en día es imprescindible su realización en cualquier consulta cardiológica, por su sencillez, rapidez, ausencia de efectos secundarios e información que aporta con muy bajo coste.

Ergometría o test de esfuerzo

La ergometría es una técnica diagnóstica muy común en cardiología aunque ya muchas veces superada por la ecocardiografía de estrés. Consiste en reproducir un esfuerzo en presencia de un cardiólogo, con monitorización de los posibles síntomas, la respuesta de la tensión arterial y frecuencia cardíaca así como del electrocardiograma.

Habitualmente el esfuerzo a realizar suele ser caminar en una cinta rodante y las indicaciones principales suelen ser estudio de la fatiga o del dolor torácico para descartar posibles alteraciones en el riesgo del corazón (enfermedad coronaria). Duración promedio de la prueba es unos 30 minutos.

Cardioresonancia

Mediante cardioresonancia, una de las expresiones máxima de la tecnología diagnóstica en cardiología, podemos realizar estudios avanzados de la función contráctil cardíaca, valvulopatías, enfermedades de la aorta y cardiopatías congénitas. Técnica muy útil en casos seleccionados, donde si se conjugan las aportaciones del radiólogo y del cardiólogo experto en imagen cardíaca se consiguen diagnósticos precisos y avanzados.

Se inyecta un contraste en vena, sin embargo es una técnica que no radia (no ionizante) y su duración media estimada es unos 60 minutos.

Holter de arritmias

Consiste en una grabadora que el paciente portará durante 24 horas mientras desarrolla su actividad diaria habitual y que registra toda la actividad eléctrica del corazón. Permite identificar aquellas situaciones que ocurren esporádicamente, como las palpitaciones no filiadas. Por tanto, herramienta muy útil para el diagnóstico de posibles arritmias cardíacas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies